banner-cazar-cangas-2

Cangas del Narcea, concejo situado en el suroccidente asturiano, es con sus 825 kilómetros cuadrados el municipio de mayor extensión del Principado de Asturias. Su paisaje es eminentemente montañoso, los valles se suceden encajonados entre montañas donde aún se pueden encontrar bellos rincones escasamente alterados y apreciar la naturaleza en su estado más puro.

 En los montes cangueses predominan, sobre todo, grandes extensiones de bosque autóctono formados por hayas, robles, castaños o abedules. La abundante vegetación da cobijo a especies tan emblemáticas como el oso pardo cantábrico y el urogallo. Además de estas dos especies, también se pueden encontrar en sus montes jabalíes, corzos, venados, rebecos, perdices, etc. las cuales hacen del concejo uno de los lugares cinegéticos más atractivos.

Desde tiempos inmemorables se tienen noticias de actividad cinegética en estos parajes, donde fue habitual la caza de todas las especies, incluyendo en el pasado al mismo oso pardo, que era tan habitual como cualquier otra pieza cinegética.

En épocas más recientes la caza en Cangas del Narcea se organizó en múltiples y variados cotos de caza, para que con posterioridad y al abrigo de la actual Ley de Caza del Principado, constituir un único acotado que abarca todo el concejo, incluyendo una parte del actual Parque Natural de las Fuentes del Narcea. Esta circunstancia favorece la creación de la actual Sociedad de Cazadores El Narcea, que desde un principio es la gestora del coto regional de caza de Cangas del Narcea.

Desde el principio, los principales objetivos perseguidos por esta Sociedad, han sido mantener el desarrollo de las especies cinegéticas, su control, su protección y a la vez la solución de conflictos sociales, abonando los perjuicios que causan las mismas, constituyéndose en una sociedad de carácter abierto, lo cual facilita la integración de cualquier aficionado a la caza independientemente de su lugar de origen o residencia.

La gestión racional de la caza realizada a lo largo de estos últimos  años ha dado sus frutos, aumentando de forma ostensible la riqueza faunística del concejo, facilitando el acceso a la práctica de la caza a todos los aficionados, contribuyendo decisivamente a la erradicación del furtivismo en toda la comarca.

banner-cazar-cangas-1

MODALIDADES DE CAZA

CAZA MAYOR

En Cangas del Narcea la modalidad de caza que más adeptos tiene es la caza mayor, debido a la abundancia existente de jabalíes y corzos. Se practica de dos formas: en batida, y a rececho.

La Caza Mayor en batida

La caza mayor en batida se practica sobre jabalí y corzo principalmente. Se lleva a cabo por “cuadrillas” compuestas por un mínimo de ocho cazadores y un máximo de 20, apoyados por los monteros que con la ayuda inestimable de sus perros, serán los encargados de localizar dichas piezas.

La Caza Mayor  a rececho

El rececho es una modalidad de caza practicada sobre diversas especies, en Cangas del Narcea se practica principalmente el rececho de Corzo, el cual se lleva a cabo durante la Primavera, en los meses de Abril a Junio.

El rececho constituye probablemente una de las modalidades de caza en la que el cazador se integra más en el entorno natural, ejercitando una acción individual (como mucho con la ayuda de un guarda) en la que el aficionado, a pie, trata de localizar y aproximarse a las piezas de caza para realizar el disparo en las mejores condiciones posibles.

La sociedad de Cazadores “El Narcea” pone a la venta todos los años en el mes de Enero un determinado número de estos recechos con el fin de fomentar el turismo cinegético en el concejo. Dichos permisos pueden ser solicitados por cualquier cazador interesado.

LA CAZA MENOR

Entre las especies de caza menor existentes, las más apreciadas por estos parajes son la Arcea o Becada y la Perdiz roja.

Tras estas dos especies, debe destacarse también la Paloma torcaz. Se caza “al paso”, esperándolas en su trayectoria al “dormidero” en pinares y robledales, siendo los lugares de espera propicios, las zonas altas o lomas.

La Sociedad de Cazadores “El Narcea” dispone también de una zona de prácticas cinegéticas, dividida en dos cuarteles, donde se realizan sueltas de perdiz y codorniz  durante todo el año, para todos aquellos cazadores que las solicitan.

Todos estos factores,  convierten el concejo de  Cangas del Narcea en un paraíso natural y cinegético, así como uno de los más representativos ejemplos de la Asturias mágica, verde, montañosa y tradicional. En definitiva,  la “Asturias para descubrir”.